ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Del apagón nuclear en Alemania al apagón hidráulico, nuclear y carbonífero en la Argentina

Autor | Diego Maur


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Energiewende, Alemania, Plan RenovAr, apagón nuclear, paralización, Río Turbio, represas, Santa Cruz, fundamentalismo ambiental, CO2, macrismo, renovables intermitentes, seguridad energética, Corte Suprema



28-12-2016 | La Corte constitucional alemana sentenció al gobierno federal a compensar a las compañías nucleoeléctricas por la temprana decisión de ordenar su cierre de cara a 2022. La histeria antinuclear comenzó después del accidente en la central de Fukushima (Japón). Aunque no hubo víctimas fatales (los 16.000 muertos obedecieron al doble fenómeno climatológico de terremoto seguido de tsunami), la clase media "verde" alemana exigió medidas al respecto. Sin embargo, con el apagón nuclear, Alemania está viendo flaquear los objetivos de descarbonización propuestos en la COP-22 (calculados en 85-90% para 2050) dado que la quema de carbón mineral se ha transformado en la mejor alternativa para reemplazar la energía barata, abundante y confiable que anteriormente brindaba la nucleoelectricidad. Intermitencia y fluctuación en el suministro (dependencia del clima), alta regresividad de los subsidios energéticos, encarecimiento de las tarifas y descontrol en la producción de CO2 son las consecuencias del programa de energías renovables Energiewende. El sector industrial y el pueblo alemán, los sectores más perjudicados por la "Revolución Energética" de Merkel. Lecciones mundiales para la aventura "verde" del macrismo y su Plan RenovAr. El ecologismo infantil aliado al terrorismo financiero y adueñado de la política energética desde los ministerios de Ambiente y Energía, ha conseguido frenar el Plan Nuclear Argentino relanzado en agosto de 2006, la Central Térmica Río Turbio y las represas hidroeléctricas Kirchner-Cépernic. Es el mismo ecologismo que nos trae como ejemplo Alemania y que nos quiere hacer creer que el Plan RenovAr será la solución a todos nuestros problemas.



Resultan contundentes las lecciones ofrecidas por el mundo en cuanto a las consecuencias sumamente negativas de una incorporación masiva de renovables intermitentes, en paralelo al apagón de tecnologías de base (tales los casos de Alemania, Australia o Canadá, analizados oportunamente por OETEC). ¿Tomará nota la Corte Suprema en su vergonzoso fallo contra la provincia de Santa Cruz y la seguridad energética nacional? El ecologismo infantil aliado al terrorismo financiero y adueñado de la política energética desde los ministerios de Ambiente y Energía, ha conseguido frenar el Plan Nuclear Argentino relanzado en agosto de 2006, la Central Térmica Río Turbio y las represas hidroeléctricas Kirchner-Cépernic. Es el mismo ecologismo que nos trae como ejemplo Alemania y que nos quiere hacer creer que el Plan RenovAr será la solución a todos nuestros problemas.

El gobierno alemán se congratuló de haber conseguido un descuento en las pretensiones que mantenían las compañías E.ON (Alemania), Rheinisch-Westfälisches Elektrizitätswerk (RWE; Alemania) y Vattenfall (Suecia) -denominadas ERV de aquí en adelante-. La ministra de Ambiente, Bárbara Hendricks, sostuvo que "los billones de euros reclamados por las nucleoeléctricas se encuentran fuera de discusión y la agenda para el cierre de las centrales no será modificado". Un resultado doblemente positivo para las autoridades federales ya que la expectativa económica de ERV por la decisión política de apagar la nucleoelectricidad en Alemania alcanzaba los $ 21,3 billones.


La Canciller Ángela Merkel junto a la Ministra de Ambiente Bárbara Hendricks.

El gobierno federal y los ciudadanos alemanes deberán indemnizar a ERV por el lucro cesante ocasionado a partir de la prohibición de venta de electricidad en algunos sitios y de las inversiones que se vieron frustradas conocida la noticia del futuro apagón nuclear. El plan compensatorio para el sector será diseñado por el Bundestag (Cámara Baja alemana) y deberá ser presentado a fines de junio de 2018.

La decisión de cerrar las centrales nucleares significó para Alemania que en el caso de la generación eléctrica, el carbón mineral pase a ser complementado con las energías renovables (eólica y solar), lo cual derivó en una suba en las emisiones de gases de efecto invernadero y en tarifas eléctricas más caras para el sector residencial e industrial (las más costosas de toda la zona euro). Contrariamente, el ex ministro de Ambiente alemán, Jürgen Trittin, se mostró esperanzado y aseguró que para 2020 el combo de renovables recortará en un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en comparación a los niveles de 1990.

Pero la combinación de apagón nuclear e iniciativa renovable obliga al gobierno alemán a aumentar la eficiencia de sus plantas convencionales (combustibles fósiles) para reducir su dependencia del carbón mineral. Alemania se ha convertido en una de las naciones líderes en el cumplimiento de los contratos firmados en el marco del Protocolo de Kyoto y no puede seguir viendo flaquear sus objetivos de descarbonización. En este sentido, los críticos de la política antinuclear han dicho que es un error prescindir de la nucleoelectricidad dado que la única alternativa de base frente a este escenario es la quema de carbón, lo cual es hipócrita con la concreción del objetivo de disminuir las emisiones de GEI.


Apagón nuclear en Alemania. En amarillo las centrales operativas, en blanco las indisponibles. Los números en rojo indican el año de cierre de la central.

Como resultado de su política y sobre todo dados los altos subsidios que pagan los consumidores alemanes a las renovables, Alemania ha desarrollado y opera plantas de generación eléctrica de origen fotovoltaico y eólico. Pero al mismo tiempo, la seguridad eléctrica del sistema alemán depende de la energía de base generada por el carbón mineral, en creciente uso después del apagón nucleoeléctrico.

Por su parte, el sector industrial insiste en que el cierre de las centrales nucleares damnificará a las industrias básicas de Alemania. En 2012, la Verband der Industriellen Energie- und Kraftwirtschaft (VIK; Unión Industrial de la Energía y la Manufactura) reportó fallas de calidad en el suministro eléctrico durante algunos segundos combinadas con un aumento de la ocurrencia en las fluctuaciones de frecuencia. La pauperización en el suministro tiene que ver con la sobrecarga de red (alta demanda) debido al apagón nuclear y el consecuente ingreso de electricidad de origen eólico. Por lo tanto, VIK teme que los sistemas de control industrial salgan dañados debido a los eventos de baja calidad del flujo eléctrico, sumado al encarecimiento de las tarifas residenciales que causarán penurias económicas en todo el territorio alemán.

Conclusiones
Cuando la política energética se encuentra en manos del fundamentalismo ambiental con su sesgo renovable hacia lo eólico y solar en detrimento de lo hidroeléctrico y nuclear, no podemos más que esperar una economía más atrasada (reprimarización) producto de la edificación de un sistema eléctrico más inestable, inseguro e ineficiente, en paralelo al encarecimiento de la energía. Así lo demuestran categóricamente los ejemplos internacionales.

Aprender de las lecciones que el mundo nos trae en cuanto a las consecuencias de una incorporación masiva de renovables intermitentes, en paralelo al apagón de tecnologías de base (tales los casos de Alemania, Australia o Canadá, analizados oportunamente por OETEC), deberían contribuir al resguardo de la seguridad energética nacional, a la protección del bienestar de la ciudadanía y al desenvolvimiento productivo e industrial del país.

¿Tomará nota el macrismo? ¿Tomará nota la Corte Suprema en su vergonzoso fallo contra la provincia de Santa Cruz y la seguridad energética nacional? El ecologismo infantil aliado al terrorismo financiero y adueñado de la política energética desde los ministerios de Ambiente y Energía, ha conseguido frenar el Plan Nuclear Argentino relanzado en agosto de 2006, la Central Térmica Río Turbio y las represas hidroeléctricas Kirchner-Cépernic. Es el mismo ecologismo que nos trae como ejemplo Alemania y que nos quiere hacer creer que el Plan RenovAr será la solución a todos nuestros problemas.



Bibliografia
OETEC (22/12/2016) En la "Granja de Mauricio" se siembran molinos y paneles (sobre la inutilidad de las renovables intermitentes en la industria)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2253&area=1

OETEC (12/12/2016) Alemania, transición energética y carbón: lecciones para el macrismo y la paralización de Río Turbio
http://oetec.org/nota.php?id=2237&area=17

OETEC (25/10/2016) Energía eólica: las lecciones del "mundo" y el plan RenovAr http://www.oetec.org/nota.php?id=2148&area=1

OETEC (8/8/2016) Las lecciones que el Energiewende deja al Plan RenovAr del macrismo http://www.oetec.org/nota.php?id=1992&area=1

OETEC (15/05/2016) Yacimiento Río Turbio, la calidad del carbón y la desidia del Presidente Macri http://www.oetec.org/nota.php?id=1813&area=20

OETEC (18/02/2016) Greenpeace, las represas en Santa Cruz y la central Río Turbio http://www.oetec.org/nota.php?id=1579&area=1

PEI (12/2016) "Ruling: Germany must pay utilities over nuclear phase-out" http://www.powerengineeringint.com/articles/2016/12/ruling-germany-must-pay-utilities-over-nuclear-phase-out.html