ÁREAS de
INVESTIGACIÓN
  • Tres de las principales cuatro provincias petroleras registraron fuertes caídas en 2016 (promedio del desplome: -4,4%) http://bit.ly/2mdgw06

    22.02.2017

  • Edesur celebra al ritmo de la mentira, los cortes y el empobrecimiento energético de los argentinos http://bit.ly/2lkdhFx

    21.02.2017

  • Flexibilización petrolera: De la "irrigación" al "derrame" (y de cómo el Ministerio de Hacienda desnuda el fraude laboral) http://bit.ly/2leYICZ

    20.02.2017

  • Así se fabrica una "crisis energética": desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía http://bit.ly/2lZieRD

    17.02.2017

  • Neoliberalismo periférico y "sociedad del des-conocimiento" http://bit.ly/2l9PwOP

    16.02.2017

Energia

| Artículos de opinión

Así se fabrica una "crisis energética": desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
petróleo, caída, oferta de energía primaria, desplome, renacionalización, YPF, Aranguren, crisis energética, fabricación, crisis, relato, inseguridad energética



16-02-2017 | Como adelantó este Observatorio un mes atrás, 2016 cerró con una producción petrolera en caída libre tras un 2015 positivo, el primero desde la renacionalización de YPF. Ahora, con los últimos datos publicados por el Ministerio de Energía, se termina por confirmar el pésimo e inexplicable desempeño macrista. "Pésimo", por la magnitud del desplome; e "insólito", por haberse permitido desde la administración nacional -la supuesta salvadora de la "pesada herencia energética"- que uno de los principales insumos para el funcionamiento del país registre la peor caída desde 2011. Pero los resultados no nos sorprenden en absoluto: la política energética de Cambiemos, diseñada e implementada por el Grupo Shell y sus empresas aliadas (el cartel de empresas petroleras, del transporte, la distribución y la generación eléctrica), apunta a maximizar rentabilidades y negociados en detrimento de la seguridad energética y la seguridad jurídica de la ciudadanía.



Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. La administración nacional logró en apenas un año de gestión destruir la recuperación petrolera iniciada en 2012, tirando abajo de forma inédita -para el último lustro- al segundo insumo en importancia de nuestra matriz energética primaria: -3,84% en relación a 2015 o 1.228.995 metros cúbicos menos de crudo extraídos. Para tomar real dimensión del desplome, ese volumen equivale al 91% de la caída en la producción sumada de 2012, 2013 y 2014. El modelo agro-exportador no necesita de energía abundante y barata; todo lo contrario.

El desplome petrolero
Tal y como fuera analizado en nuestro informe de enero de 2017 (ver bibliografía), la producción de crudo en la República Argentina comenzó a recuperarse desde la renacionalización de YPF. Se desaceleró la caída de la producción de crudo y mejoró ostensiblemente su performance. En 2015, se logró revertir la producción a la baja, es decir, se registró una producción en 2015 mayor a la de 2014.

No obstante, desde la asunción de Macri, la producción de crudo venía en picada. Culmina 2016 y de la fortísima desaceleración verificada durante los primeros meses se cierra el año con una producción menor a la de 2015, equivalente a -3,84%:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía.

Observamos pues que 2016 fue testigo del mayor desplome de la producción de petróleo desde 2011 (-5,89% fue la variación de 2011 sobre 2010). A propósito, conviene ajustar la lupa sobre lo que fue la histórica recuperación hidrocarburífera nacida de la renacionalización de YPF y la Ley 26.741, porque a desmantelar esta política y sus resultados se dirigen las maquinaciones del cartel de empresas presididas por el Grupo Shell en poder del Ministerio de Energía:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. Dicha recuperación, extendida al plano del gas natural, la refinación y el procesamiento de combustibles, fue una consecuencia directa del paquete de normas y regulaciones puestas en marcha en 2012, a saber: 1) la Ley 26.741 (4 de mayo de 2012) y con ella la creación del Consejo Federal de Hidrocarburos y la declaración de Interés Público Nacional al autoabastecimiento; 2) el Decreto 1277/2012 (25 de Julio 2012) o Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera, el cual crea el Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas y la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica; y 3) vinculado a los dos anteriores, diversas medidas y programas contra-cíclicos como el Plan Gas (se sumó al Gas Plus, lanzado en 2008) y el Programa de Estímulo a la Producción de Petróleo Crudo (sumado también al Petróleo Plus, de 2008).

Convertir el "relato" en realidad (la fabricación de la "crisis")
La "Emergencia Energética" fue decretada en diciembre de 2015, apenas asumido Mauricio Macri. Se plasmó en el Decreto 134 (16 de diciembre), refutado hasta el hartazgo por este Observatorio en más de una docena de informes. Dicha normativa se fundamentaba en la zoncera de la heredada "crisis energética", lo cual había provocado una supuesta progresiva escasez del suministro de gas y petróleo, nulas o insuficientes inversiones e infraestructura, desabastecimiento de usuarios, etc.

Con el primer año de gestión Cambiemos en el poder, no solamente se confirma que todos aquellos argumentos fueron parte de un relato falaz, destinado a justificar el "cambio", esto es, la implementación de políticas de ajuste antipopulares y que sus voceros y ejecutores sabrían de antemano traerían aparejadas consecuencias negativas, sino que confirma también que dicho "relato" ahora es parte de la realidad.


El jueves 15 de diciembre, el Presidente de la Nación inauguró la Primera Jornada Nacional de Eficiencia Energética. El evento fue presentado por Aranguren, quien comenzó su alocución afirmando: "La gente acepta el cambio cuando reconoce una necesidad. Y esa necesidad la puede reconocer en medio de una crisis. Y para nosotros crisis, necesidad y cambio son procesos irreversibles que nos van a permitir en el caso específico de la energía lograr garantizar la seguridad energética y combatir el cambio climático".

Como se deduce de la frase de Aranguren -ver epígrafe en la imagen precedente-, el macrismo debió fabricar una "crisis" para que "la gente acepte el cambio", por cierto, "cambio" que la "gente" no acepta. Como sea, el neoliberalismo avanza con sus planes para sumir a la República Argentina en una crisis de tal magnitud que le permita justificar la barbarie ajustadora. En doscientos y pico de años desde Mayo, el neoliberalismo del siglo XXI nada nuevo viene a ofrecernos a la hora de destruir el país.

Volviendo a la cuestión petrolera -lo sucedido con el gas natural es similar, aunque con ribetes más que interesantes que analizaremos próximamente-, la "crisis" ha sido fabricada: la producción de petróleo se desplomó como nunca desde 2010-2011, por supuesto, deliberadamente. Y el panorama es más que preocupante.

Conclusiones
Supongamos por un momento que, efectivamente, la alianza Cambiemos recibió un país en crisis energética. ¿Cómo entender que aquellos que dicen haber venido para resolverla hagan absolutamente todo lo contrario para solucionarla? Peor aún, y como sucede en materia económica, ¿cómo se explica que tomen una a una las políticas que, entre 1989 y 2002, desembocaron en un país sin energía, librado a los designios del mercado en detrimento de la seguridad jurídica ciudadana? Reapertura de las exportaciones de gas y petróleo, eliminación de retenciones a las exportaciones, flexibilización laboral en el sector, tarifazo, desregulación, mercantilización de la energía y de los recursos naturales, subsidios a las empresas sin compromisos de reinversión, rentabilidades secretas, indexación al dólar, alineación a los precios internacionales, desmantelamiento de YPF, quita de precios sostenes, congelamiento de los planes nuclear y de grandes represas hidroeléctricas, agudización de la dependencia hidrocarburífera pero con una producción destinada al mercado externo, etc., aquí las consabidas y viejas prácticas del mercado energético, con el condimento de una masiva diversificación de la matriz con renovables intermitentes.

Para concluir, una síntesis de lo injustificable en el gráfico que sigue. El petróleo es un insumo clave de la matriz energética nacional, participando con un 33,4% de la oferta de energía primaria:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. Oferta interna de energía primaria: es la sumatoria de la producción local, importación y variación de inventario menos la exportación y la energía no aprovechada.

Pues bien, la administración nacional logró en apenas un año de gestión destruir la recuperación petrolera iniciada en 2012, tirando abajo de forma inédita -para el último lustro- al segundo insumo en importancia de nuestra matriz energética primaria: -3,84% en relación a 2015 o 1.228.995 metros cúbicos menos de crudo extraídos. Para tomar real dimensión del desplome, ese volumen equivale al 91% de la caída en la producción sumada de 2012, 2013 y 2014.

La política de flexibilización laboral para el sector, inversiones estancadas (las anunciadas como "nuevas" en Vaca Muerta estaban comprometidas con anterioridad a Macri Presidente; ver bibliografía), eliminación del precio sostén para el mercado interno, eliminación de las retenciones, destrucción de YPF como empresa testigo y protagónica a nivel nacional, desregulación y apertura re-exportadora, entre otras, agudizarán la inseguridad energética del país y acentuarán la "crisis" fabricada. El modelo agro-exportador no necesita de energía abundante y barata; todo lo contrario.



Bibliografia
OETEC (11/01/2017) La contrarrevolución del empleo. ¿Despedir y cercenar derechos a los trabajadores para apuntalar Vaca Muerta?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2281&area=1

OETEC (10/01/2017) Inversiones por 5.000 millones en Vaca Muerta: ¿Nuevas inversiones? ¿Boom del shale macrista?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2280&area=1

OETEC (12/01/2017). Se desploma la producción de petróleo: la peor caída desde 2011
http://www.oetec.org/nota.php?id=2284&area=1

OETEC (31/12/2016) Balance de la estafa energética (2016) y las 20 peores mentiras de Aranguren (y sus respectivas desmentidas)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2269&area=1

OETEC (16/12/2016). La barbarie energética del señor Presidente (sobre el consumo per cápita)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2241&area=14