ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

El perjuicio económico de la gestión de Devoto (integrante del grupo de los ocho ex secretarios)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Devoto, ex secretarios, neoliberalismo, Daniel Montamat, balanza comercial, déficit energético, Methanex, depredación



29-05-2014 | Alberto Enrique Devoto fue Secretario de Energía durante la presidencia interina de Eduardo Duhalde. Asumió el 8 de agosto de 2002, sucediendo a Alieto Guadagni, y finalizó su gestión el 24 de mayo de 2003, un día antes que asumiera la presidencia Néstor Kirchner. Según los resultados de una reciente investigación de OETEC conducida por el Dr. Ignacio Sabbatella, Devoto produjo en materia gasífera un perjuicio multimillonario al país. Un mal negocio para la población, un buen negocio para las empresas privadas.


La serie denominada "Ex secretarios de Energía bajo la lupa", publicada por OETEC y dirigida a revisar las gestiones de los ex funcionarios nucleados en el grupo energético neoliberal encabezado por Daniel Montamat, acaba de lanzar el estudio del caso de Alberto Devoto. Entre sus hallazgos más importantes se destacan:

- Durante los diez meses de su gestión, el crudo registró una caída interanual del 3,1% en extracción. El porcentaje de las exportaciones sobre la extracción se ubicó en el 31%.

- La extracción de gas aumentó un 3% en relación al mismo período del año anterior. Las exportaciones retrocedieron apenas un 1% y, por tal razón, el coeficiente entre exportación y extracción se mantuvo en el 13%.

Ignacio Sabbatella, autor del informe, señaló que: "para tener una dimensión de las implicancias de la venta irracional de un recurso no renovable como el gas, que además es el componente más importante de la matriz energética nacional, realizamos un cálculo comparativo. Durante los diez meses de Devoto al frente de la cartera energética se exportaron 4.953.396.000 m3 de gas natural por un monto de 226.787.190 dólares. El precio promedio del millón de BTU fue de 1,2 dólares. Ni siquiera existían retenciones a la exportación de gas en aquel entonces a partir de las cuales el Estado pudiera captar parte de esa renta. Teniendo en cuenta que el precio promedio al que se vio obligado a importar el país durante 2013 para satisfacer las necesidades internas fue de 12,2 dólares el millón de BTU (diez veces más), el gas malvendido durante la gestión Devoto tendría un valor actual de 2.230.768.827 dólares".

Por su parte, Ricardo De Dicco, Director de Investigación Científica y Tecnológica de OETEC, agregó que: "El procesamiento de crudo con Devoto aumentó un 3%, pero la elaboración de gasoil cayó un 1% y la de nafta súper un drástico 28%. Asimismo, el coeficiente de exportación/producción siguió siendo alto para ambos productos: 15% para el caso del primero y 61% para el segundo. El informe es contundente al respecto de la política depredatoria: de cada 10 m3 producidos en refinerías argentinas, más de 6 m3 fueron vendidos en el exterior".

Finalmente, el Director General de OETEC, Federico Bernal, calificó la gestión de Devoto como una sumamente perjudicial al interés de la población y su seguridad jurídica. "Queda claro del informe del Dr. Sabbatella que el ex secretario miembro del grupo ultra crítico y ultra conservador dirigido por Daniel Montamat, priorizó la defensa de la seguridad jurídica de las empresas privadas que la del pueblo para el cual debió gobernar".

Sobre la cuestión gasífera, Bernal fue contundente: "Si Devoto no hubiera vendido ese gas natural que no reportaba absolutamente ningún beneficio dado que no existían retenciones y además se dirigía en su abrumadora mayoría a la empresa Methanex en Chile que lo procesaba y lo exportaba, en 2013 nos hubiéramos podido ahorrar 2.230 millones de dólares. Pero Devoto prefirió seguir exportando gas (petróleo y combustibles también), con una matriz dependendiente de este energético y con una caída en la producción de petróleo y en las reservas que llevaba casi un lustro. Claro que el país en aquella época consumía mucho menos. La destrucción era tal que sobraba de todo. Pero en vez de pensar y obrar en función del país, esto es, en lugar de anticiparse a la necesaria recuperación que tendría que venir más temprano que tarde, y con ella el incremento exponencial del consumo y por ende el aumento de las necesidades de gas y combustibles, Devoto mantuvo abierto el grifo sin importarle las consecuencias que dicha decisión tendría. Pues bien, la recuperación comenzó un día después de su renuncia. Sus diez meses de depredación gasífera nos costaron... ¡2.230 millones de dólares!".

A propósito de semejante cifra, Bernal señaló: "Sería bueno que Montamat y equipo de ex secretarios tengan en cuenta esta suma a la hora de medir el déficit de la balanza energética que tanto le preocupa desde la renacionalización de YPF".