ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

LIHEAP: el programa de subsidios a la energía que capitalizó más fondos en el "Plan de Rescate" de EEUU contra el Covid-19

Autor | Belen Ennis


Palabras Claves
EEUU, programa, LIHEAP, servicios públicos, energía, tarifas, luz y gas, pagos, hogares, beneficiarios, covid-19, crisis, Plan de Rescate, Gobierno, Joe Biden, mundo, política energética



05-07-2021 | Hace dos meses, en un informe titulado "Covid y Energía: ¿Qué medidas tomaron los gobiernos del mundo para proteger a los usuarios?" (ver bibliografía) comentábamos que la irrupción del Covid-19 a escala mundial obligó a los gobiernos, en mayor o menor grado, a tomar medidas de confinamiento o asilamiento social como mecanismo esencial para combatir la propagación del virus. Asimismo, dichos gobiernos, también implementaron una serie de políticas puntuales, desde lo económico y lo energético, para reducir el impacto de la pandemia sobre los usuarios y las usuarias de los servicios públicos. En esta oportunidad, abordaremos la experiencia de los EEUU y el LIHEAP (por sus siglas en inglés), uno de los programas de subsidios a la energía que más capitalizó la inyección de dinero que el gobierno de Joe Biden dispuso para su "Plan de Rescate" 2021.



Fuente: LIHEAP. Folleto en Español.

El Programa de Asistencia para Energía para Hogares de Bajos Recursos (LIHEAP, por sus siglas en inglés) ofrece, como su nombre lo indica, ayuda estatal o subsidios para cubrir los gastos en energía de las familias con menores ingresos. El programa brinda, además, asistencia a hogares en situación de crisis energética y reparaciones en las viviendas relacionadas con la energía.

Para poder acceder a él, el ingreso anual del hogar debe ser específico de acuerdo a la cantidad de miembros que lo habiten. Así, una persona que viva sola no puede ganar más de 19.320 dólares por año y una familia tipo de cuatro integrantes no puede superar los 39,750 dólares de ingresos anuales. La tabla siguiente muestra los límites de ingresos familiares anuales por cantidad de habitantes en el hogar:


Fuente: Sitio web oficial del Gobierno de los EEUU (benefits.gov).

Según explica la Oficina de Servicios Comunitarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (ver bibliografía), el LIHEAP "contribuye a mantener a las familias seguras y saludables a través de iniciativas que las ayudan con los costos de energía". El programa "puede ayudarlo a mantenerse abrigado en invierno y fresco en verano" reduciendo "el riesgo de problemas de salud y seguridad que surgen de prácticas inseguras de calefacción y aire acondicionado", complementa la citada Oficina.

Asimismo, brinda un mapa que muestra cómo llega el beneficio a los distintos departamentos del país y ofrece contacto con las autoridades regionales que lo administran. EEUU también cuenta con un sitio web de gestión del rendimiento del LIHEAP (ver bibliografía) donde los administradores de programas locales, los formuladores de políticas y el público en general pueden acceder a un almacén de datos que nuclea toda la información sobre el programa.


Fuente: Oficina de Servicios Comunitarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Mapa de cómo llega el LIHEAP por jurisdicción en EEUU.

Poniendo la lupa sobre Nueva York, la base de datos referida exhibe que los fondos del LIHEAP utilizados estimativamente a lo largo del año 2019 (últimos datos oficiales disponibles) totalizaron 372.460.842 dólares. La ayuda fue para 1.053.204 hogares y se enfocó en su mayoría a gastos de calefacción (53% de los fondos).

A su vez, tomando a las familias receptoras del beneficio como un 100%, el reporte explica que en 40% de ellas vivía un adulto mayor; en un 17% un menor de edad; en un 39% una persona con discapacidad y en un 66% un miembro con algún tipo de vulnerabilidad (ver imagen).


Fuente: Base de datos del LIHEAP. Los gráficos muestran el destino de los fondos del programa en el estado de Nueva York y un análisis del tipo de vulnerabilidad de los hogares receptores del beneficio. Los datos son para el año 2019.

Ahora bien, lo cierto es que el LIHEAP fue uno de los programas que capitalizó la inyección de dinero que el gobierno de Joe Biden dispuso en su "Plan de Rescate" para este 2021 de cara a sostener los servicios públicos energéticos y la calidad de vida de los sectores más vulnerables de la población en el marco de la crisis generada por el Covid-19.

En términos monetarios, de los 1.9 billones de dólares que el gobierno de los EEUU destinó a la ciudadanía, los estados y las empresas para paliar las dificultades económicas de la pandemia, unos 4.5 mil millones de dólares se adjudicaron al Programa de Asistencia de Energía para Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP).

Asimismo, sumó 21.55 mil millones de dólares más a los 25 mil millones previamente asignados al Emergency Rental Assistance Program, un programa de emergencia que asiste a las familias inquilinas creado bajo la Ley de Apropiaciones Consolidadas de 2021. Bajo dicho programa, los gobiernos provinciales y locales pueden establecer ayudas para el pago de alquileres y servicios públicos.


Fuente: Public Power (marzo 2021). Se lee: "El nuevo plan de ayuda COVID de $ 1.9 billones incluye $ 4.5 mil millones adicionales para LIHEAP".

También se destaca dentro del paquete de medidas, 9.961 mil millones de dólares para crear un nuevo Fondo de Asistencia para Propietarios (Homeowners Assistance Fund) con el objetivo de colaborar con los pagos de la hipoteca y las facturas de servicios públicos. En este caso, por lo menos el 60% de los fondos se apunta a propietarios de viviendas con ingresos iguales o inferiores al ingreso medio del área para el tamaño de su hogar o iguales o inferiores al ingreso medio de los Estados Unidos.

Sobre su "Plan de Rescate" por el Covid-19, el presidente estadounidense sostuvo: "Esta legislación histórica trata de reconstruir la columna vertebral de este país y dar a la gente, a los trabajadores, a la gente de clase media una oportunidad de salir adelante" (ver bibliografía), exponiendo en dicha declaración al Estado de Bienestar en su máxima expresión.

Resulta neurálgica la calificación de "columna vertebral" que Biden otorga a los trabajadores como clase pero también como usuarios de los servicios públicos. Desde este Observatorio lo hemos remarcado más de una vez: las y los usuarios de dichos servicios lejos están de ser el "eslabón más débil de la cadena" sino que constituyen, en efecto, su columna vertebral.

Sin usuarios y usuarias que sostengan sus niveles de demanda y que accedan cada vez más y mejor a los servicios públicos de luz y gas, no hay sistema energético posible. Mucho menos uno que se brinde y funcione en calidad de derecho social. Por tanto, la definición de Biden no es fortuita y se relaciona con una concepción política de la energía que los países centrales defienden para su población.

Contrariamente a lo que pretenden hacernos creer los adalides del mercantilismo energético en la Argentina presentes en la oposición, nuestro país no es la excepción a la regla en materia de subsidios a la energía y asistencia a los sectores sociales y productivos en el marco de la pandemia. Es "el mundo" al que tanto admiran quien da sobradas muestras de ello.


Fuente: BBC (11 de marzo de 2021).

Los 4.5 mil millones adicionales para el programa LIHEAP así lo ejemplifican. Se trata de un Estado presente traccionando el consumo y la calidad de vida de la sociedad a través de los tan vilipendiados subsidios a la energía para salir de la crisis. La propia BBC (ver bibliografía) comparó al ambicioso plan contra-cíclico de Biden "más parecido al gasto estadounidense en la Segunda Guerra Mundial o a los programas del New Deal de la era de la Depresión de Franklin Roosevelt".

En este sentido, agregó: "Combinado con el despliegue ampliado de la vacuna de covid-19, que la legislación también ayudará a financiar, Estados Unidos podría estar preparado para un repunte pospandémico de proporciones monumentales". Y como no podía ser de otra manera, a los fines de una de las potencias más grandes del globo, los servicios públicos relacionados a la energía forman parte del gran paquete de estímulo para dar la pelea contra el Coronavirus.

El caso de la inyección adicional de dólares para el LIHEAP enmarcada en el "Plan de Rescate" de Biden confirma, entonces, que las medidas de protección de los derechos de usuarios y usuarias de los servicios públicos energéticos y que los subsidios estatales destinados a mantener el gasto en energía de los hogares no son un invento argentino sino políticas comunes a todas las naciones, que se implementan con mucha más fuerza conforme el grado de desarrollo y la calidad de vida que sus pueblos ostentan.



Bibliografia
OETEC (30/4/2021) Covid y Energía: ¿Qué medidas tomaron los gobiernos del mundo para proteger a los usuarios?
https://www.oetec.org/nota.php?id=5318&area=1

OETEC (02/11/2020) Covid-19, crisis y energía: aportes a la des-mercantilización
http://www.oetec.org/nota.php?id=4930&area=5

Sitio web oficial del Gobierno de los EEUU
https://www.benefits.gov/es/benefit/623

Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Oficina de Servicios Comunitarios
https://www.acf.hhs.gov/ocs/map/liheap-map-state-and-territory-contact-listing

Oficina de Servicios Comunitarios, Administración de Niñez y Familia. Sitio web de gestión del rendimiento de LIHEAP
https://liheappm.acf.hhs.gov/

Public Power (15/3/2021)
https://www.publicpower.org/periodical/article/new-19-trillion-covid-relief-plan-includes-additional-45-billion-liheap

BBC (11/3/2021)
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-56356801

Informes al Congreso
https://liheappm.acf.hhs.gov/

LIHEAP (Folleto en Español)
https://www.acf.hhs.gov/ocs/fact-sheet/liheap-brochure-spanishfolleto-en-espanol