ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Distribuidoras de gas de EEUU contra los tarifazos: "Vote NO al aumento en el costo de la energía"

Autor | Belen Ennis


Palabras Claves
AGA, campaña, contra tarifazo, impuesto al gas, viviendas con cero emisiones, Senado, EEUU



06-12-2021 | Así se expresaron las más de 200 distribuidoras de gas de los Estados Unidos nucleadas en la AGA (American Gas Association), quienes realizaron una campaña de oposición frente al impuesto al gas natural que se busca aprobar en el Senado estadounidense con el objetivo de reducir el nivel de emisiones de los hogares y las industrias. "Dígae a sus senadores: Vote NO al aumento en los costos de la energía", reza el slogan de la citada Asociación, que entiende al gas como parte de la solución y no del problema en materia de descarbonización pero además como motor del crecimiento económico. Así, sostiene: "En un momento en que las familias estadounidenses aún se están recuperando de los impactos económicos de la pandemia y el costo de los alimentos y los bienes de consumo se encuentra en un nivel récord, el Senado debe reconocer el papel del gas natural en el logro de las metas económicas y ambientales".



Fuente: AGA, campaña contra el impuesto al gas y los aumentos en los costos de la energía.

La American Gas Association fue fundada en el año 1918 y representa a más de 200 empresas de energía locales que distribuyen gas natural en todo Estados Unidos. Existen, indican desde AGA, más de 76 millones de usuarios de gas natural residencial, comercial e industrial en dicho país, de los cuales el 95% (más de 72 millones de usuarios) reciben su gas de las compañías que integran la citada Asociación.

Asimismo, destacan que actualmente, "el gas natural satisface más del treinta por ciento de las necesidades energéticas de Estados Unidos", siendo un insumo fundamental para el funcionamiento de las industrias y la mejora en la calidad de vida de la población estadounidense.

Hace pocas semanas, la Asociación mencionada efectuó una campaña de concientización sobre la función fundamental que cumple el gas natural, también en materia de contribución ambiental como vía de reducción de emisiones. Es por esto que AGA se opuso al impuesto al gas natural que busca aprobarse en el Senado de Estados Unidos como medida para combatir el Calentamiento Global.

Sin embargo, el objetivo de reducir el consumo de gas natural en la población -y con ello bajar el nivel de emisiones de Co2- traerá nocivas consecuencias según la perspectiva de AGA. En este sentido, advierte que el mentado impuesto aumentará los costos de la energía para los hogares y el sector productivo luego de los nefastos impactos económicos que tuvo la pandemia.

Asimismo, en referencia a otra de las leyes que el Senado tratará de aprobar, en efecto, la Ley de Viviendas con Cero Emisiones (donde se anula el uso del gas natural reemplazándoselo por artefactos eléctricos), la Asociación apunta que se encuentran "pocas o nulas evidencias de beneficio ambiental" en la ejecución de dicha iniciativa. Contrariamente, se les cercenaría a las familias y las empresas contar con "gas asequible y eficiente para cocinar y calefaccionar" y se les recortaría la posibilidad de elegir con qué servicio abastecerse una vez encarecido el gas natural.

A continuación, compartimos la campaña difundida por AGA, centrada en un pedido contundente y puntual hacia las y los usuarios (también ciudadanos y ciudadanas estadounidenses) para que les pidan a sus senadores que voten NO al aumento en los costos de la energía basándose en una postura contraria a los aumentos tarifarios y el traslado de los costos de la transición energética hacia las familias y las industrias.

"Dígale a sus senadores: Vote NO al aumento en los costos de energía.

Las propuestas energéticas ante el Senado - el impuesto al gas natural y la Ley de Viviendas con Cero Emisiones - aumentarán las facturas de energía en los Estados Unidos. Más de 180 millones de estadounidenses y 5.5 millones de empresas dependen de gas natural asequible y eficiente para cocinar y calefaccionar, y con poca o ninguna evidencia de beneficio ambiental, el Senado está a punto de hacer que ese combustible sea significativamente más caro.

El enfoque equivocado.
El impuesto al gas natural sin duda aumentará las facturas de energía en al menos un 12 por ciento para la familia estadounidense promedio, una multa que no deberían tener que pagar. Las empresas de servicios públicos de gas natural han reducido las emisiones del sistema de distribución en un 69 por ciento desde 1990, incluso al agregar nuevos clientes y más de 780,000 millas de tuberías de gas natural. Continúan innovando e invirtiendo millones de dólares cada año para continuar mejorando la eficiencia.

Haciendo que pagues el costo.
La Ley de Hogares con Cero Emisiones crea un programa de incentivos pagado por los contribuyentes para instalar equipos eléctricos sin evidencia de si este cambio reducirá las emisiones. NO permite el uso directo de gas natural para brindar los mismos o mejores servicios. Esta propuesta le quita el derecho a elegir cómo abastecer de combustible a su hogar, al mismo tiempo que le transfiere los costos.

En un momento en que las familias estadounidenses aún se están recuperando de los impactos económicos de la pandemia y el costo de los alimentos y los bienes de consumo se encuentra en un nivel récord, el Senado debe reconocer el papel del gas natural en el logro de las metas económicas y ambientales. Estas propuestas no sólo le cuestan a los consumidores, también carecen de evidencia de su impacto ambiental.

¡Dile a tus senadores que voten NO!".

Hasta aquí el comunicado de AGA.

Bueno sería que esta misma actitud hubiera sido tomada entre 2016 y 2019 por las distribuidoras de gas de la Argentina. ¿Se imagina el lector o la lectora a las compañías que brindan el servicio público de gas por redes en nuestro país oponerse a los aumentos de las tarifas en tiempos de Mauricio Macri? ¿Se las imagina pidiendo que no sean las familias y las industrias las que siempre paguen los costos? ¿Se las imaginan describiendo el rol social y productivo de la energía para el desarrollo? ¡Qué distinto sería todo si dichas estas empresas hubieran tenido un poco más de responsabilidad social empresarial y muchas menos ansías de lucrar con un derecho humano como el acceso a la energía!

Por último, y como hemos definido en un reciente informe (ver bibliografía) también alusivo a la situación del gas en los Estados Unidos, en el camino hacia la transición energética debemos asumir a dicho combustible como parte de la solución y no del problema siendo el gas el menos contaminante de los fósiles. En este sentido, el rol que puede cumplir este recurso fundamental indefectiblemente es de contribución y reviste suma importancia. Se trata de una fuente energética confiable, abundante, y que, brindándose a precios justos y razonables, motoriza el desarrollo humano, productivo, industrial y tecnológico de una Nación.



Bibliografia
Campaña AGA
https://p2a.co/cZqC3Mv